En la industria de la construcción siempre se necesita de distintos tipos de técnicas para reforzar una obra, en este caso el armex es una gran opción.

En su proceso de fabricación se utilizan de tres a cuatro varillas formando secciones de diferente forma, de acuerdo al trabajo para el cual esté pensada (triangulares, cuadrados o rectangulares).

Vienen en hojas de 6 metros de longitud en atados de 50 hojas, el ancho varía conforme al diseño del producto, con puntas cortas de los estribos en ambos lados.

Se usan los más altos estándares de calidad internacional y tecnología de vanguardia que le permite al armex una mayor resistencia a la tensión.

El armex se utiliza en proyectos de casa-habitación y oficinas de grandes dimensiones, bodegas, muros, mampostería, postes, cerramiento de amarre horizontal, castillos verticales en esquinas y remates de muros de carreteras.

Artículo creado con información de Promapesa.com.